Nombre completo: Asociación Artesanal Sabor Arriba.

Creación: 2010.

Lugar: Ecuador, provincia de Esmeraldas (noroeste del país).

Número de asociados: 500 pequeños productores.

Tamaño promedio de las fincas: 2,5 hectáreas.

Productos de Eticambio procedentes de la A. A. Sabor Arriba: Cacao en polvo.

Certificaciones: Comercio Justo y Agricultura ecológica.

    SPP

    Kiwa BCS

Un cacao ético y sostenible es posible

En la provincia de Esmeraldas, caracterizada por ser una de las áreas de mayor biodiversidad natural, cultural y étnica de Ecuador, nace en 2008 la Asociación Artesanal Sabor Arriba, que agrupa alrededor de 500 pequeños productores y comercializadores del selecto cacao Nacional Fino de Aroma (cacao Arriba). Esta organización se fundamenta sobre los principios de solidaridad, cooperación y reciprocidad, y su objetivo es avanzar hacia el “buen vivir” de sus socios en armonía con la naturaleza. En esta dirección, estos pequeños productores cuentan en sus fincas con la certificación de Comercio Justo SPP (Símbolo de Pequeños Productores) que avala los principios, objetivos y funcionamiento ético de esta asociación. Asimismo, Sabor Arriba trabaja acorde a los principios de agricultura orgánica y respeto a la naturaleza, contando con certificación orgánica y Rainforest Alliance.

La asociación se constituye en la denominada “provincia verde”, en la costa norte ecuatoriana, escasamente poblada, donde una exuberante naturaleza impera por doquier en forma de fauna, ríos y selva tropical. En ella podemos encontrar, bajo la sombra de otros árboles, los tradicionales cultivos de cacao, que han sostenido buena parte de las débiles economías de numerosos pequeños productores de estas latitudes y están detrás de algunos de los mejores chocolates del mundo. Sin embargo, como reflejan las estadísticas gubernamentales, una mayoría de los pequeños productores de este excelente cacao todavía vive por debajo del nivel de pobreza. El principal problema: los precios injustos que perciben por su cacao y las fluctuaciones de los precios del cacao a escala mundial. De acuerdo al último censo de población y vivienda del Ecuador (2010) los datos de pobreza por necesidades básicas insatisfechas en la provincia de Esmeraldas superan ampliamente la media nacional de Ecuador (60,1%) alcanzando el 78,3% de la población de esta provincia. Los socios de la Asociación Artesanal Sabor Arriba desarrollan su actividad en los cantones de Esmeraldas, Eloy Alfaro y Río Verde, estando estos dos últimos entre los cantones con mayor porcentaje de pobreza de todo Ecuador con un 94,5 y 97,7% respectivamente, siendo Río Verde, cantón en donde se registra la sede de Sabor Arriba, el segundo cantón más pobre del país (entre más de 220) según datos del gobierno ecuatoriano en 2010. La provincia de Esmeraldas es también reconocida por albergar de forma muy destacada a la mayor comunidad afroecuatoriana del país, quienes constituyen alrededor del 42% de la población de esta provincia.

Pequeños productores unidos

Ecuador es el séptimo país productor de cacao del mundo, y el primero en la producción de cacao “Nacional Fino de Aroma” (alrededor del 70% de la cuota mundial). Esta variedad ha sido distinguida por la Organización Internacional del Cacao (ICCO) por su excelente aroma y sabor. Los pequeños productores que cultivan esta auténtica joya, a menudo no suelen estar organizados en asociaciones u organizaciones, lo que les obliga a acudir a intermediarios para acceder a la venta de su cacao, percibiendo ganancias muy reducidas.

Ante esta situación los pequeños productores de cacao de Latinoamérica han comenzado a organizarse en diversas asociaciones bajo principios éticos y sostenibles para mejorar las condiciones de vida de sus comunidades y conservar sus preciados ecosistemas.

En este contexto nace la Asociación Artesanal Sabor Arriba. Los cimientos de esta asociación comienzan a fundarse en 2008 como un proyecto de fortalecimiento de la cadena productiva del cacao, brindándose asistencia técnica y servicios de comercialización asociativa para pequeños productores. De este modo, la asistencia técnica sirvió para aumentar la calidad y productividad de los cultivos a la par que la comercialización asociativa permitía a estos pequeños productores tener un mayor empoderamiento en el proceso de venta de su cacao.

En enero de 2010 la Asociación Artesanal Sabor Arriba es reconocida y registrada legalmente constituyéndose como una organización de derecho privado sin fines de lucro, con patrimonio propio, duración indefinida y número de socios ilimitado. La Asociación, que desarrolla su actividad en el marco de la Ley de Economía Popular y Solidaria del Ecuador, tiene domicilio en el recinto Walte de la parroquia de Montalvo, perteneciente al Cantón de Río Verde. Su cacao es producido por alrededor de medio millar de pequeños productores repartidos en más de 30 comunidades de los cantones de Río Verde, Eloy Alfaro y Esmeraldas, todos ellos pertencientes a la provincia de Esmeraldas.

El principal órgano rector de la asociación lo constituye la Asamblea General, constituida por 20 miembros de la asociación, en su mayoría mujeres, que se reúne cada cuatro meses. Así, la participación de las mujeres en los actos de la organización suele representar el 67% de la misma frente al 33% de la participación masculina.

Protegiendo un cacao premium orgánico y sostenible con denominación de origen (Cacao Arriba)

La Asociación Artesanal Sabor Arriba produce un cacao cultivado de forma tradicional sin el uso de químicos nocivos y respetando la biodiversidad de la zona. De acuerdo a la propia asociación, “para el mejoramiento de las condiciones de vida de los productores, es indispensable mantener un sistema de producción y comercialización asociativa basado en principios y normas de agricultura sostenible, orgánica y de productividad responsable”.

Sabor Arriba se dedica al cultivo del selecto cacao de variedad Nacional Fino de Aroma, cuyo porcentaje de producción mundial sólo representa alrededor del 5% del total (el 95% del cacao que se produce en el mundo se considera “convencional”). El origen ecuatoriano del cacao, distinguido con la denominación de origen “cacao Arriba”, hace del mismo una auténtica joya gastronómica, sinónimo de calidad por excelencia y buque insignia de los productos de alimentación ecuatorianos. El cacao Arriba ha sido reconocido en los mercados internacionales por ser una de las variedades de cacao fino de aroma de mayor calidad.

El sistema de cultivo de la variedad Nacional Fino de Aroma favorece además la producción ecológica del cacao, fortaleciendo la sostenibilidad de los ecosistemas. Diversos estudios han evidenciado cómo la proliferación de plantaciones de cacao convencional cultivado a gran escala en sistemas de monocultivo, está provocando graves consecuencias medioambientales por la deforestación y la pérdida de la biodiversidad del ecosistema. Gran parte de las plantaciones de cacao en las selvas de África Occidental (los mayores productores de cacao mundial) se han realizado a partir de este tipo de cultivo en parques nacionales que ya han desaparecido. La plantación a gran escala también ha comenzado a extenderse en Latinoamérica, y en Ecuador en plantaciones de monocultivo, que favorecen la degradación de la flora y la fauna, y requieren el uso de insumos agroquímicos para sostener su mayor productividad.

Por el contrario, el tipo de plantación del cacao Nacional Fino de Aroma estimula la biodiversidad por su sistema de cultivo tradicional, que se realiza junto a otras especies autóctonas. Estas condiciones mantienen la sostenibilidad y renovación de los suelos de forma natural.

La provincia de Esmeraldas es considerada además como una zona privilegiada para este tipo de cultivo ecológico, frente a enfermedades y plagas, por sus condiciones climáticas y geográficas.

La realidad del cultivo del cacao

La producción del cacao comienza con la preparación de viveros individuales y de la organización en los cuales se garantiza la calidad genética de los plantones escogidos. Tras el transplante a fincas hay que esperar entre 2 y 4 años para que comience la producción de frutos, aunque el rendimiento es inicialmente pequeño aumentando progresivamente hasta que el árbol alcanza los 8-10 años, llegando a su plenitud productiva. A partir de esta edad el árbol de cacao mantiene una elevada producción de frutos que mantiene alrededor de dos décadas, comenzando a declinar a partir de los 35-40 años y más aceleradamente alcanzados los 45-50 años.

La producción del cacao requiere la limpieza de las plantaciones al menos 3 veces al año, esta labor incluye la poda, limpieza del suelo y eliminación de maleza. En la Asociación Artesanal Sabor Arriba estas actividades son realizadas por los propios socios y sus familias, a veces con la contratación de apoyo, existiendo también un servicio gratuito brindado por la propia organización para la ayuda en esta dirección. Junto al mismo, el área de apoyo a los socios de Sabor Arriba cuenta con un equipo cualificado de 6 técnicos y promotores que brindan asistencia técnica y capacitación a través de escuelas de campo y la organización de reuniones de trabajo comunitario.

La cosecha es realizada por cada productor en sus fincas. Debido al mal estado de las vías y a las dificultades de acceso, son los propios productores quienes realizan en sus fincas los procesos de fermentación y secado (en cajones de madera o en sacos), trasladándose el producto ya seco a los centros de acopio en un 90% de los casos.

La Asociación Artesanal Sabor Arriba constituye un claro ejemplo de cómo desde el Comercio Justo de pequeños productores un cacao ético, sostenible y de excepcional calidad es posible.